Mariposa del Geranio

A la mayoría de las personas nos gustan las plantas, por no decir a todos. Y  también nos gusta ver la explosión de colores que se produce cada primavera gracias a ellas.

Y quién no ha tenido un Geranio en casa, ya fuese de su madre, abuela o uno propio, y a quién no le agradan las mariposas.

Pues ahí tenemos un dilema. Existe una mariposa llamada ‘mariposa del geranio’ o ‘taladro del geranio’ la cual nace y se alimenta de él y causa graves daños a la planta.

Vamos a explicar de dónde a salido este bichito y qué podemos hacer para que no nos destroce los geranios.

¿De dónde a salido?

La mariposa del geranio, o cacyerus marshalli, apareció por españa hace unos 40 años, posiblemente desde Sudáfrica de donde es originaria, pasando por Mallorca, que es por donde se dieron los primeros casos. Esta mariposa es un claro ejemplo de porque no hay que introducir especies no autóctonas en ecosistemas diferentes al suyo. Pueden no sobrevivir o convertirse en plagas que pueden llegar a ser peligrosas.

El mayor problema no es que se adapte al clima, si no, que no tiene un predador que evite que la especie se extienda de forma excesiva en nuestro país.

El ciclo de vida de la mariposa del  geranio

Es un animal de temperaturas cálidas, sobre los 20º, para poder reproducirse. Por lo cual aquí en españa viven la mar de bien y entre la primavera y el otoño pueden llegar a pasar entre 5 y 6 generaciones de mariposas por temporada. Por lo tanto eliminar la primera generación no es una solución efectiva, la amenaza de plaga sigue porque se reproducen muy rápido en pocos meses.

Cuando nacen las orugas, estas se alimentan de las partes blandas de la planta como las hojas, y conforme crezca la oruga, se comerá zonas más duras del geranio, perforando y haciendo galerías por el interior del geranio, una tortura en vida. Una vez crecida la oruga, se convertirá en crisálida y después de un tiempo en mariposa, y volverá a empezar el ciclo.

Daños que causa la mariposa

La planta se pone fea, las hojas están mordisqueadas, se pueden ver los capullos florales perforados, los agujeros que forman en los tallos… Pero los peores daños no son los que se ven, el peor de todos es el que produce en el interior de la planta, debilitando y facilitando la aparición de otras plagas o incluso matandola.

Soluciones a esta plaga

Primero hay que ver hasta donde llegan los daños. Si son severos (la oruga ha perforado el tallo central) no se podrá hacer nada, sería mejor quemar la planta o tirarla en una bolsa bien cerrada para evitar más propagación. En cambio si de momento solo han mordisqueado las hojas, hay que darse prisa. Lo más adecuado es conseguir un insecticida adecuado para plantas que contenga cipermetrina al 10%, este producto se rocía en la planta y actúa por contacto e ingestión. Y en pocos días las orugas moriran.

 

Mariposa del Geranio
Puntúe el articulo.